Buscar

600 millones de personas con intoxicación alimentaria por año


¿Sabías que?

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) contaminados constituyen un serio problema para la salud de la población mundial. Todos los días, se reportan casos de personas que contraen enfermedades debido al consumo de alimentos contaminados por microorganismos y/o substancias químicas tóxicas.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

  • Los alimentos insalubres que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

  • Se estima que cada año enferman en el mundo unos 600 millones de personas —casi 1 de cada 10 habitantes— por ingerir alimentos contaminados y que 420.000 mueren por esta misma causa.

  • Las infecciones diarreicas, que son las más comúnmente asociadas al consumo de alimentos contaminados, hacen enfermar cada año a unos 550 millones de personas y provocan 230.000 muertes.

La inocuidad alimentaria es el conjunto de condiciones y medidas necesarias durante la producción, almacenamiento, distribución, y preparación de los alimentos para asegurar que su consumo sea seguro. Así, la inocuidad alimentaria abarca todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde la producción, manufactura y elaboración hasta la venta al consumidor.


Protocolos Sanitarios y Certificaciones de Calidad


Las buenas prácticas agropecuarias y de manufactura son procedimientos que se aplican en la producción primaria y elaboración para garantizar alimentos inocuos. Las BPA y BPM regulan, controlan y certifican muchos aspectos operacionales del establecimiento y del personal.


Los procedimientos de limpieza y desinfección son usados por las empresas productoras y elaboradoras de alimentos para lograr la meta global de producción de alimentos seguros. Cada segmento de la producción primaria y de la elaboración deben disponer de las condiciones necesarias para proteger los alimentos mientras éstos estén bajo su control. Esto será logrado por medio de la aplicación de la BPA y BPM como requisitos previos para la implementación del sistema HACCP.

La existencia y la eficacia de programas de requisitos previos deben ser evaluadas durante la planificación y la implementación de cada plan HACCP.


La certificación de trazabilidad es uno de los pilares fundamentales del control de sanidad e inocuidad de los alimentos. Este punto es un requisito ineludible para poder llegar a los mercados. En la actualidad, las cadenas de suministro de alimentos atraviesan numerosas fronteras nacionales. La buena colaboración entre los gobiernos, los productores y los consumidores contribuye a garantizar la inocuidad de los alimentos.

31 visualizaciones0 comentarios